Recientemente  hemos llevado a cabo con primero de bachillerato desde la materia de lengua y literatura castellana un proyecto para potenciar la creatividad.

Se trataba de visionar un vídeo de animación: “The tyger” de un creativo brasileño llamado Guillermo Marcondes. El proyecto realizado consistía en generar un producto audiovisual a partir de un texto; en este caso en concreto, de un poema de William Blake que lleva el mismo título. La tarea a desempeñar por parte de nuestros alumnos consistía en dar respuesta a unas cuestiones más o menos clásicas que podríamos llamar de comprensión lectora, en este caso de comprensión visual, relacionadas con el vídeo, y después de generar ellos un producto audiovisual más o menos parecido a partir de un poema. El que ellos escogieran. De este proyecto cultural han surgido estas actividades.

La propuesta que hemos realizado a los alumnos es la siguiente:

Partiendo de un poema de William Blake, Guillermo Marcondes construyó su “Tyger”. Te proponemos un reto parecido para que percibas desde dentro cómo dotar de significados y expresividad a una obra multimedia. 

  • Elige un poema que te atraiga especialmente (puedes utilizar uno escrito por ti o uno ya publicado). 

  • Imagina cómo podría ese poema transmitirse acompañado por imágenes y música que aumentaran su atractivo. Busca y selecciona las imágenes y música que te parezcan más adecuadas. En el Banco de imágenes y sonidos del ISFTIC (http://bancoimagenes.isftic.mepsyd.es/) tienes muchos recursos a tu disposición. 

  • Utiliza un programa de presentaciones (como el incluido en la suite gratuita de software libre OpenOffice) para crear una que incluya imágenes, el texto del poema y la música. Investiga sobre su funcionamiento acudiendo a su ayuda o a las indicaciones de otros usuarios a través de Internet. 

  • Ten en cuenta varias recomendaciones generales: utiliza un color de texto (y un fondo) que asegure la legibilidad (facilidad de lectura). No acumules mucho texto (nunca más de seis líneas) en una sola diapositiva. Intenta que haya armonía entre los elementos que integras: palabras, imagen, música.